Buscar

Biomarcadores: qué son y cómo se usan para quedar embarazada.

Me gustaría que hablemos un poco sobre biomarcadores, o dicho de otra manera, sobre métodos de observación de la fertilidad. ¿Cuántas veces me leíste ya hablar de la temperatura basal corporal o de los fluidos? Bueno hoy quiero explicarte los dos biomarcadores fundamentales y un tercer biomarcador que es secundario. ¿Lista? Agarrate porque salimos de viaje.


1. FLUIDOS CERVICALES:
Todas las mujeres experimentamos un patrón observable de cambios en nuestro fluido cervical. Estos fluidos van de más secos, luego de la menstruación, hacia más acuosos conforme se acerca la ovulación, para pasar nuevamente a secos. Cuando aprendes a interpretarlos se puede volver algo bastante simple y predecible.


2. TEMPERATURA BASAL CORPORAL:
Es decir, la temperatura de tu cuerpo en estado de reposo. Hacer un seguimiento de este biomarcador tiene algunos truquitos pero básicamente es aquél que te permite entender si tus períodos están siendo ovulatorios o anovulatorios y también:
- Si tu fase es lo suficientemente larga para la implantación (en caso de gestación)
- Si tus niveles de progesterona son suficientemente altos en tu fase latea.
- Si estás embarazada.
- Si hay peligro de un aborto espontáneo.


3. CUELLO DEL ÚTERO (biomarcador secundario):
Conforme te vas acercando a la ovulación el cuello del útero va alejándose (haciendo más corto el camino hacia el útero), ablandándose y abriéndose. Básicamente pasa de estar firme como la punta de tu nariz a sentirse suave como tus labios.


Te mando un abrazo,

Jorgelina.








23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo