Buscar

Es hora de que hablemos de métodos anticonceptivos, ¿sabes cuál es el mejor para vos?

Hablemos de anticonceptivos. ¿Cuáles conoces? ¿Sabés las ventajas y desventajas de cada uno? En esta serie de publicaciones vamos a hablar un poco de esto para que chequees si el método que elegiste es el mejor para vos o, al menos, te cuestiones si conocías los efectos adversos que tiene cada uno.


Arranquemos por los métodos que no representan ninguna toxicidad para el cuerpo, no tienen hormonas y no representan riesgos para la salud.


# 1: Método de observación de la fertilidad (MOF)


Una mujer sólo es fértil 6 días de su ciclo menstrual ovulatorio. Con lo cual para prevenir un embarazo basta con identificar cuáles son esos días y abstenerte de tener relaciones sexuales vaginales o hacerlo utilizando un método de barrera.


Métodos de observación, como el método sintotérmico son métodos científicos que analizan hasta tres biomarcadores para identificar el momento del ciclo en el que nos encontramos. Estos tres biomarcadores son la calidad del fluido cervical, la temperatura basal al despertar y los cambios en el cuello del útero.


Tus días fértiles abarcan los 5 días previos a tu ovulación (porque es el tiempo que sobrevive un espermatozoide en el cuerpo femenino) y un día después de la ovulación (porque es el tiempo que sobrevive el óvulo). Después de tu ovulación tienes un período de 24 hs en el que podrías llegar a ovular una vez más, y en caso de concebir, concebir unos hermosxs mellizxs.


Una vez que este período pasó, no puedes volver a ovular durante el resto del ciclo y entrarás en una fase segura.


Es un método tan primario como conocerte a fondo y observarte día a día. Si tienes todo este amor para vos misma, este es mi método anticonceptivo (y de fertilidad al momento que quieras buscar un hijo) preferido.


La única “contra” es que tienes que aprenderlo y ser súper disciplinada. Pero una vez que le agarras la vuelta, lo haces hasta con los ojos cerrados (literalmente).


# 2: EL CONDÓN.


En todo el mundo es el método de anticoncepción más popular y la razón es lógica. Es un método simple, medianamente económico y no tiene riesgos para la salud de lxs involucradxs.


Basta con que te asegures de que tu pareja lleve un preservativo en su pene antes de la penetración para estar cubierta. La función del preservativo es básicamente retener el esperma eyaculado y evitar que entre en tu cuerpo.


No está de más que te recuerde que el preservativo tiene que ponerse antes de la primera penetración porque si tu compañero estuvo jugando antes con su pene puede tener restos de esperma y podrías quedar embarazada con eso. De verdad, no juegues con ponerlo al final.


Son el mejor método para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual (no solo el HIV) y se pueden usar sin espermicidas tóxicos.


Sobre esto ten en cuento que los preservativos con espermicidas no tienen ningún tipo de ventaja sobre los normales y de hecho, el espermicidas podría hacerte más susceptible a tener infecciones en la vejiga.


¡Encuentren el tamaño correcto y a disfrutar!


# 3: El diafragma sin espermicida.


Se trata de un disco de látex o e silicona suave que se sella a la pared vaginal y evita que los espermatozoides entren al útero. Podés llevarlo colocado desde 2 hs antes de tener sexo y tenés que dejarlo durante 6 hs después.


Antiguamente el diafragma tenía que ponértelo tu médica y tenía que usarse con un gel espermicidas. En la actualidad hay modelos mucho más nuevos, con talle único y que te lo puedes colocar tú misma.


Existe también el capuchón cervical, que es parecido al diafragma pero es más pequeño y puede quedar en su sitio colocado hasta por 2 días. Generalmente necesitas receta médica.


A favor de estos métodos, no se sienten a la hora de tener relación. En contra, no protegen de enfermedades de transmisión sexual.


# 4: Método del retiro o eyaculación externa.


También es conocido como “coito interrumpido”. En este caso, el pene es retirado de la vagina ates de eyacular, de tal manera que la eyaculación se produce afuera.


El índice de falla de este método varía mucho y puede ir desde un 28% a un 4%. La variación tiene que ver con la habilidad y el compromiso de tu pareja. Yo personalmente no te lo recomiendo mucho porque es un método que está totalmente fuera de tus manos.


Tampoco ofrece protección contra enfermedades de transmisión sexual.


Y un dato más a tener en cuenta es que es un método en el que no se puede confiar si se tiene dos relaciones sexuales seguidas porque el esperma queda en el pene luego de la eyaculación.


Ahora hablemos de los métodos anticonceptivos que conllevan algún tipo de toxicidad o riesgo para la salud pero que no suprimen la producción de progesterona. En este sentido, si bien no son ideales, son una elección razonable.


#1: Dispositivo intrauterino de cobre (DIU)

Es un dispositivo de plástico y cobre que se introduce en el útero a través de un procedimiento simple en el consultorio de tu médica. No implica cirugía ni requiere de anestesia de ningún tipo.


Lo mejor del DIU de cobre es que no modifica tus hormonas y no impide la ovulación. Es un método eficaz que puede permanecer en el útero hasta por 10 años. En el momento de retirarlo, recuperas por completo tu fertilidad.


Desventajas

✔️Es probable que experimentes dolor al momento de colocación y algunos días después.

✔️Puedes notar que tus períodos son más dolorosos durante el primer año.

✔️Aumentará el volumen de tu flujo menstrual entre un 20% y un 50%.

✔️Puede salirse y si no te das cuenta de que eso sucedió podrías quedar embarazada (los signos de expulsión incluyen dolor, sangrado irregular y ausencia o alargamiento del cordón).

✔️Si tienes una infección preexistente como gonorrea o clamidias, corres el riesgo de contraer inflamación pélvica.

✔️Duplica el riesgo de tener vaginosis bacteriana.

✔️El cobre podría afectar tu estado de ánimo y otros aspectos de la salud.


#2: Dispositivo intrauterino hormonal


El DIU hormonal no pretende suprimir la ovulación pero lamentablemente la reprime al menos una parte del tiempo. Su duración es de 5 años hasta que se acaba la progestina y debe reemplazarse.


Tu sangrado se volverá muy ligero, casi inexistente y es la razón por la cual se la usa para tratar las menstruaciones intensas.


#3: Espermicida

Previene la gestación al impedir la supervivencia de los espermatozoides.

El espermicida moderno se llama nonoxinol-9 y también se encuentra en productos de limpieza (para que te imagines lo tóxico que puede ser). Una exposición regular a él puede generan picazón, ardor, y una mayor sensibilidad a infecciones vaginales y de transmisión sexual.


#4: Ligadura de trompas.

Se trata de la obstrucción permanente de las trompas uterinas para que los óvulos no lleguen al útero. Requiere una cirugía bajo anestesia general.

Se puede intentar revertir la ligadura pero no suele funcionar bien, con lo cual es un método que te recomiendo si estás segura de que no querés tener (más) hijos.


No interfiere en el ciclo mentrual ovulatorio pero las mujeres que tienen ligadas las trompas suelen tener períodos irregulares e intensos.


La vasectomía es el equivalente masculino a la ligadura de trompas pero para hombres.


Por último están los anticonceptivos hormonales, pero de ellos nos encargamos en otra entrada del blog.


Espero que te sirva toda esta información y te ayude a elegir el mejor método anticonceptivo para vos.


#salud#saludfemenina#feminismo#empoderamiento#empoderamientofemenino#estarbien#ciclofemenino#vulva#ciclicidad#anticonceptivos#preservativo#metodosintotermico




0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo