Buscar

La nutrición es el centro de todo.

Me sorprende pensar cómo empecé este camino y cómo, cuanto más lo he caminado, más conexiones fui encontrado entre todo lo que hago. Esta historia empezó el día que cumplí 29 años y decidí que así como estaba no quería llegar a los 30. Esa decisión, que en ese momento pareció una más del estilo “voy a empezar el gym”, “este año si voy a bajar de peso” o “voy a dejar los carbohidratos”, fue el comienzo de un sin fin de cambios, conocimientos y estudios que me trajeron directo hasta acá. Adonde estoy hoy, escribiéndote.


Te repito, la nutrición es el centro de todo. Los alimentos que metes a tu cuerpo, el amor que te regalas, las emociones que digieres o quedan ahí sin poder bajarlas, son el centro de todo lo que conocemos como salud o enfermedad.


En esta vida he estudiado un montón. Nutrición, ayurveda, fitoterapia, ginecología natural, psicología, yoga y en este momento, fertilidad consciente. Y si hay algo que caracteriza todo lo que yo entiendo como salud, es que el nutrirte correctamente es la mejor manera de mantenerte en equilibrio, con vos y con el mundo.


Sin embargo acá se abre un paréntesis enorme, ¿qué es correctamente? Los seres humanos nos hemos confundido, o al menos eso creo yo, porque de alguna manera queremos igualar todo, encasillar todo. Como si hubiese UNA pareja perfecta, UN camino a la felicidad o UNA manera de comer. Eso elimina toda individualidad, y la individualidad, querida mujer, es justamente lo que te hace ese ser hermoso que eres.


Para mi, una alimentación correcta es aquella que está de acuerdo a lo que tu cuerpo, personal y singular, necesita para mantenerse en equilibrio. Y es muy poco probable que lo que vos necesitás, sea igual a lo que yo necesito. Cada historia de salud es un universo por recorrer. Y eso es lo que más me fascina de este camino.


#salud #saludfemenina #empoderamiento #nutricion #estarbien





0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo