Buscar

¡Hablemos de fertilidad consciente!

Y lo primero que te quiero decir es que fertilidad no es solamente gestar una nueva vida. Para mi, sobre todas las cosas, fertilidad es poder usar tú energía creadora y regenerativa para darle vida a aquello que quieras para vos. Puede ser un embarazo, claro, pero también puede ser un proyecto de vida, una relación saludable, una forma de re conectarte con vos misma, o lo que estés soñando.


Es por eso que quiero contarte un poco más cómo trabajamos desde la mirada de la fertilidad consciente para que entiendas el enorme potencial que puede traerle a tu día a día.


Nutrición fértil: Cuando hablamos de este punto parece que nos estamos refiriendo a un tipo de nutrición mágica que va a hacer que pases de un estado a otro. Bueno, lamento decepcionarte pero no es exactamente así. La nutrición fértil es una manera de entender la alimentación en la cual nos relacionamos con la comida a través de sus capacidades sanadoras y nutricionales. Pasar de la relación comida = placer a la ecuación comida = alimento de mis células. Este tipo de alimentación no es algo que deberían cumplir ciertas personas sino más bien son las bases para poder tener un cuerpo realmente saludable, que opere con la mayor calidad de energía posible (y ojo que también puede ser delicioso!). En relación a la búsqueda de un bebé, te diría que es también la mejor manera en la cual podrías enseñarle a alimentarse para toda su vida. Preparás tu cuerpo, para preparar tu vida.

Conocimiento del ciclo: Ya lo hablamos en otras publicaciones. Si estás en la búsqueda de un embarazo, la razón por la que puede que no lo estés consiguiendo es que no estés manteniendo relaciones sexuales en tus días fértiles (no solo el día de la ovulación). Conocer tu ciclo menstrual- ovulatorio te permite entender si estás ovulando o no, si estás con un exceso o una carencia de hormonas (estrógeno y progesterona) e incluso ver si hay problema con tu tiroides o estás pasando por alguna infección en tu cuerpo. Esa información es sumamente relevante a la hora de plantear un tratamiento para tu fertilidad.


Depuraciones con plantas: Es muy posible que con el pasar de los años y el consumo de diversos medicamentos, alimentos y también por la contaminación ambiental, tu cuerpo esté pasando por un período en el que hay exceso de toxinas acumuladas. Para explicártelo sencillo, las toxinas lo que hacen es impedir el funcionamiento eficaz de los órganos y eso produce que se sigan acumulando más toxinas. La intoxicación del cuerpo es básicamente el origen de todas las enfermedades y de ahí la importancia de su depuración.


Energético: Los bloqueos que se presentan como físicos, muchas veces primero se presentan como energéticos y mentales. Parte del trabajo a hacer en este punto es entender cuáles son nuestras creencias sobre la maternidad, cómo fue nuestra propia infancia, qué es lo que hemos escuchando en nuestra casa sobre la idea de tener hijxs, cómo es la historia de nuestra familia, cómo vivió nuestra abuela el embarazo de nuestra madre. Entender nuestra historia nos permite trabajarla, aceptarla y transmutarla.


Físico: Preparar el cuerpo es parte fundamental. No solo para bajar la ansiedad y darle movimiento sino también para poder fortalecer la relación que tenemos con nuestra tierra, con encontrarnos aquí con un cuerpo, con trabajar nuestro suelo pélvico para volverlo más fuerte. O dicho de otra manera, porque la forma que tomamos para experimentar esta realidad es la física y es importante también que podamos transitarla desde ahí.

Espero que esto que estamos conversando te sea de ayuda y te de un poco más de luz sobre cómo trabajamos en fertilidad consciente. El viaje es el destino. No te olvides de eso.

Si querés que te acompañe en tu búsqueda, escribime al inbox o mándame un correo a info@mujersandia.com Estoy atendiendo de manera online.

Te abrazo,

Jorgelina.

#saludfemenina #feminismo #empoderamiento #estarbien #fertilidad




21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo