Buscar

Infecciones vaginales: candidiasis y vaginosis.

Si alguna vez tuviste una infección vaginal debido a un hongo o a una bacteria sabés exactamente a qué me refiero pero lamentablmente hay mucho desconocimiento sobre el tema. Mucho tabú. Como si se tratara de una infección por falta de higiene, o por tener más de un compañero sexual. Como si la enfermedad hablara de nuestras prácticas (muchas veces condenadas por nuestra sociedad). La verdad es que estas infecciones molestas y que nos han hecho sentir vergüenza más de una vez, no tienen nada que ver con eso.


Vamos por pasos. Por un lado están las infecciones vaginales que son producto del crecimiento excesivo de un hongo (normalmente la cándida) y por otro lado están las infecciones que se deben al crecimiento excesivo de un bacterias.


En su sintomatología son bastante parecidas; ardor, picazón, enrojecimiento de la zona y un fluido blanco, como si fuese yogurt cortado. La diferencia, además de la causa que las genera, es que en el caso de la cándida este fluido viene acompañado de un olor más parecido a la levadura, y en el caso de las bacterias más parecido al olor a pescado podrido.


El crecimiento tanto de hongos como bacterias se deben a un desequilibrio en el PH de nuestra vagina o nuestra vulva. Y la explicación de ese fluido tan particular es que justamente nuestro cuerpo está tratando de equilibrar el PH para generar un entorno que no sea propicio para la vida de los hongos y bacterias y en consecuencia, desaparezcan.


Este desequilibrio se puede dar por un montón de razones, veamos algunas para tenerlo más claro. Puede deberse a exceso de humedad en la zona, al uso de jabones íntimos, a ropa interior con materiales sintéticos, a prendas demasiado ajustadas, al uso de anticonceptivos hormonales y al estrés, entre otras (pero esas son las más usuales).


Como ves, no hay nada para avergonzarte en las causas, es una sintomatología de lo más normal, que sufrimos la mayor parte de las mujeres al menos una vez en la vida.


Para ver un tratamiento puedes ver la publiciación “baños ácidos” que hice hace un tiempo. También te recuerdo que es fundamental que cambies tu dieta. Estos hongos se alimentan principalmente de azucares y carbohidratos, y si les sacas su alimento lógicamente desaparecerán. Es fundamental que además reduzcas durante un tiempo el consumo de lácteos (leche, queso, mantequilla) porque aumentan la humedad del cuerpo, y la humedad es su hábitat preferido.


Si además de los baños ácidos sentís que necesitás un tratamiento más fuerte (con óvulos y fungicidas) podés acercarte a tu ginecólogx para que te recete los que considere mejores para tu cuerpo. Sin embargo si tus síntomas están recién comenzando y son leves te recomiendo que primero pruebes con los baños ácidos y CAMBIES TU DIETA.


Además podes suplementar con probióticos que tengan Lactobacillus rhamnosus o Lactobacillus reuteri que están clínicamente probados para mejorar la vaginosis bacteriana y los hongos.


No te desesperes, vas a estar bien. ¡Créeme!



#salud#saludfemenina#colon#limpieza#feminismo#empoderamiento#empoderamientofemenino#estarbien#ciclofemenino#candidiasis#hongovaginales#vaginosisbacteriana




3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo